martes, 29 de junio de 2010

Bradien y Eduard Escoffet

Bradien y Eduard Escoffet al Antic Teatre (16.02.2010)

lunes, 28 de junio de 2010

Nunca Loewe a gusto de todos

Juan Bonilla en El Cultural: “El verano pasado leí unos 300 poemarios: lo hice por dinero. 250 eran infumables, 40 malos, y los otros legibles. Había tres decentes, y uno espléndido. Nunca Loewe a gusto de todos, es natural, pero el jurado del Loewe, hasta ahora, siempre me había dado garantías de que se podía confiar en él, de que, aunque me pasara el verano anegado de palabrería, merecía la pena con tal de que finalmente alcanzase a lograr el premio un buen libro. Hasta ahora. Llegó el último premio Loewe, titulado Playstation, firmado por Peri Rossi, y lo primero que pensé tras leerlo fue: para qué coño me han tenido un verano entero leyendo poemarios. Es inverosímil que el jurado considere que éste era el mejor libro: ustedes no pueden saberlo, pero yo conozco 300, y sé que había, al menos, tres libros decentes, y uno espléndido, que se quedaron sin recompensa como yo me quedé sin verano para que el premio fuera a un racimo de bobadas narcisistas. ¿Por qué no ponen en las bases de algunos premios el nombre del ganador? Así, el que se presentara, sabría al menos que gasta estúpidamente su dinero encuadernando copias que carecen de posibilidad alguna”.

domingo, 27 de junio de 2010

La palabra como arma

De mi padre aprendí la violencia, que no ejerzo. Pero mi madre me enseñó que el auténtico daño lo causan las palabras. Mascullando una sola sentencia, ella era capaz de sacarlo de quicio. Bendito don, ese de las palabras. En los últimos años he enfurecido a demasiada gente, sobre todo en mis artículos del periódico. Muchas veces no fue a propósito, lo juro. Pero la gente que se siente culpable se da por aludida. “¿Te refieres a mí en tu artículo de hoy?”: era una frase que me arrojaban a menudo. Cuando las palabras son elogiosas, la persona elogiada pocas veces lo agradece. En cambio, tírale un dardo y lo tendrás al punto aporreando tu puerta. Es así. No le des más vueltas. Si en el periódico hablaba bien de alguien, no me decía: “Esta boca es mía, gracias” (salvo casos aislados, excepcionales). Cuando te los encontrabas por la calle, te soltaban sus excusas: “No tenía tu teléfono, pero te lo agradezco”. Cuando lanzabas flechas en un artículo, por el contrario, removían cielo y tierra para hacerse con tu número de teléfono y tu correo electrónico. Para echártelo en cara. Recuerdo una situación incómoda, en el periódico. Colaboré, gracias a mi director y a un hombre de una entidad financiera, en un libro patrocinado por dicha entidad. Aporté más que nadie: tres reportajes. Cuando presentaron el libro, nadie se acordó de llamarme. Al acto sólo convocaron a los peces gordos. Pero yo, pez pequeño, también puedo arañar. Escribí un artículo titulado “Manos negras” en el que no daba nombres, pero decía que tal vez alguna mano negra impidió que acudiese a esa presentación. Al poco recibí las llamadas del director y del banquero. Muy cabreados. “¿Te refieres a mí?” Bien, yo no señalé culpables. Allá cada cual con su conciencia. El otro día le conté a mi madre mis últimas polémicas literarias. Le dije: “Basta poner un cebo para que la gente se descubra”. Y me contó esta historia de cuando yo era muy pequeño. Al parecer, una vecina venenosa (vecina 1) se dedicó a dar golpes durante una noche. A la mañana siguiente, vecina 2 le preguntó a vecina 1 si había oído esos ruidos. Ésta dijo: “Claro que los he oído. Y ya imaginará quiénes han sido: los del niño…” Mi madre escuchaba la conversación y salió en ese momento: “Hablan de los golpes de esta noche, ¿verdad? Callen, callen, que mi niño ha estado toda la noche sin dormir, con miedo, diciendo que esos golpes los daba la bruja”. Vecina 1 saltó de inmediato: “¡Oiga, yo no soy una bruja!” Mi madre le dijo a vecina 2: “Señora, ahí tiene a la culpable”. La palabra como cebo y como arma.

José Angel Barrueco

sábado, 26 de junio de 2010

viernes, 25 de junio de 2010

jueves, 24 de junio de 2010

SOLD OUT

como ya habíamos anunciado,
el libro "Si dios me pide un bloody mar" de carlos salem
ha sido nuestro primer libro en agotarse.

Aunque todavía quedan algunos ejemplares repartidos en diferentes librerías de España. cuando estos libros se vendan, 500 personas tendremos en nuestras estanterías una joya única en peligro de extinción.

queremos dar las gracias a carlos por el esfuerzo, ilusión y apoyo
que ha puesto siempre este este libro y en esta editorial.



miércoles, 23 de junio de 2010

vienen con el sol de sevilla

Este fin de semana nuestros amigos de El Cangrejo Pistolero presentan en Madrid sus últimas publicaciones.


poema de roberto bolaño

Intentaré olvidar Un cuerpo que apareció durante la nevada
Cuando todos estábamos solos En el parque, en el montículo de detrás
de las canchas de básket Dije detente y se volvió:
un rostro blanco encendido por un noble corazón
Nunca había visto tanta belleza La luna se distanciaba de la tierra
De lejos llegaba el ruido de los coches en la autovía:
gente que regresaba a casa Todos vivíamos en un anuncio
de televisión hasta que ella apartó las sucesivas
cortinas denieve y me dejó ver su rostro: el dolor
y la belleza del mundo en su mirada Vi huellas
diminutas sobre la nieve Sentí el viento helado en la cara
En el otro extremo del parque alguien hacía señales
con una linerna Cada copo de nieve estaba vivo
Cada huevo de insecto estaba vivo y soñaba
Pensé:
ahora me voy a quedar sólo para siempre
Pero la nieve caía

y caía y ella no se alejaba


martes, 22 de junio de 2010

Scala 64

Mañana miércoles, 23 de julio (18:00 horas), se entrega 64, de Eduardo Scala, a sus 8 coeditores: José Ignacio Asensio Nistal, Juan Carrete Parrondo, José Víctor Casanova Infantes, José Luis Gallero, Francisco Jarauta, Jaime González-Lavagne, Ricardo Lamarca Barrios y José Manuel Martín Lanza.

Este ritual de lectura del infinito AjedreZ del poema será en Ediciones de la Imprenta/Gráficas Almeida (en la calle Santa María 14-16; Madrid)

lunes, 21 de junio de 2010

Isabel García Mellado y Benjamín Prado

Fotos del primer recital del ciclo Delirium Tremens
Benjamín Prado + Isabel García Mellado
en los Diablos Azules, en pasado sábado por la noche.












domingo, 20 de junio de 2010

Virus de papel

Cada semana, nuevos libros se incorporan a mi biblioteca: los que me envían las editoriales, los que me regalan amigos, poetas y familiares, los que nosotros compramos… Mi biblioteca es una de esas bibliotecas-monstruo. Pertenezco a esa clase de lectores incapaces de tirar un libro, aunque sea malo. Cada semana busco nuevos huecos donde meterlos, mientras se van amontonando en la mesilla, encima de la cama, en los estantes. Estos libros son parte de mi familia. Han viajado conmigo. Han vivido a mi lado y me han sostenido siempre. No puedo desprenderme de ellos. Empezaron a criar en la casa de mis abuelos paternos, donde yo vivía. Después se trasladaron conmigo al piso nuevo de mis padres. La primera vez que la familia se desgajó y nos fuimos a la parte baja de la casa de mis abuelos maternos, una hura sin calefacción y con habitaciones en las que nunca entraba la luz exterior, los dejé a buen recaudo en el trastero de la familia de mi primera novia oficial. No eran muchos y pude meterlos en cajas y no verlos durante meses. En aquel cuarto, sin embargo, guardaban bidones de gasóleo y los ejemplares absorbieron un hedor a combustible que tardó años en desprenderse de sus páginas y de sus cubiertas. A partir de ahí hubo cuatro mudanzas más. Hasta que, finalmente, me acompañaron a Madrid: en varios viajes, en el coche de mi novia, y pronto empezaron a multiplicarse y a llenar el piso. Y es ahora cuando estoy ahogado, cuando ya no encuentro dónde colocarlos, cuando sé que esto es una especie de enfermedad. Mi biblioteca se ha convertido en un virus. Un virus que me hace feliz.

José Angel Barrueco

sábado, 19 de junio de 2010

viernes, 18 de junio de 2010

Poema de Isabel Garcia Mellado

de la iglesia había una luz no demasiado fuerte

voces que salían despedidas

un anochecer lleno de niñ@s y artistas ambulantes.

las calles se volvieron locas,

la ciudad nació como un mar de tejados rojizos

llenos de sombras

nunca hacía calor en nuestros recuerdos

pero había letras en las paredes que nos llevamos con nosotros

para siempre

como la primera vez que te miré así

o cuando se calmó todo y cogiste mi mano y me dijiste “tranquila”

y yo me acordé de la ciudad de oporto y de mis sueños

y me subí al ascensor y miré el mundo desde arriba

y lloré tanto

que los adoquines se inundaron y tú construiste

barcos con las sillas y remos con las ganas y conmigo canciones,

detrás de la iglesia se apagó la luz

tú y yo completamente a oscuras

mientras me dabas de comer una naranja

y yo llorando y los adoquines empapados

y l@s niñ@s empapados y los artistas moviéndose tanto

de un lado al otro,

poniendo vasos de lágrimas por todos los sitios

hasta que las sillas volvieron a ser mesas y los barcos besos

y tú y yo un paseo que quiere ser y va creciendo por las cuestas

y saluda a las ancianas y a las flores y se baña en las fuentes

y al fin es libre

porque al fin ES

jueves, 17 de junio de 2010

SI LLEGAS ESTA NOCHE, de Benjamín Prado

para Luis Muñoz

Si llegas esta noche
te sentirás tan sola;
encontrarás papeles
por las habitaciones,
la casa abandonada
de la literatura
con los cristales rotos
y el jardín inquietante
como un sueño perdido.

De repente, sabrás
que la vida es mentira,
que es una calle larga
con viejos hospitales;
que un poema se piensa
como se piensa un crimen;
que hay gentes emboscadas
al fondo del amor.

Te sentirás tan sola
si llegas esta noche
con tu silencio lleno
de pequeñas ventanas;
la ciudad y sus taxis
cargada de secretos
y estos versos mirándote
desde la oscuridad.

Mientras tanto, hace frío.
Las horas se suceden
despacio. Un viento frágil
va propagando el humo
verde de aquellos árboles
parados a lo largo
de mi vida. Hace frío,
el invierno se llena
de automóviles blancos
y las águilas pasan
sobre el bosque inclinado
de mi caligrafía.

Yo te imagino ahora,
mi amor, hacia el descenso
pálido de la tarde,
en tu mundo con lentas
avenidas de tilos,
álamos que ilustraban
nuestra melancolía.

Aquí, al otro lado
de mi poema, acaso
esté lloviendo y yo
piense cómo decirte
te amo, qué despacio
pasa el tiempo sin ti.

[ de "El corazón azul del alumbrado", 1991 ]

miércoles, 16 de junio de 2010

delirium tremens: BENJAMÍN PRADO + ISABEL GARCÍA MELLADO

{ recordamos }






Este sábado 19 de junio, a las once de la noche,
comienza el ciclo de poesía DELIRIUM TREMENS
que organiza Ya lo dijo Casimiro Parker en los diablos azules
(en el número 6 de la calle apodaca, en madrid)

En la primera cita contamos con
BENJAMÍN PRADO + ISABEL GARCÍA MELLADO



lunes, 14 de junio de 2010

Grupo Pánico

Fando y Lis (1967) es el primer largometraje de Alejandro Jodorowsky basada en una obra de fernando arrabal.

domingo, 13 de junio de 2010

Muebles con ojos

Hablaron en el telediario de la posibilidad de tramitar ciertos asuntos burocráticos mediante internet, sin moverse de casa y gracias a chips y tarjetas y otros inventos. De hecho, ya se pueden hacer gestiones con la firma digital del dni. Me alegra que nos hagan el mundo más sencillo y así evitemos desplazamientos que podrían llevarnos toda la mañana y, sobre todo, que ganemos el bien más preciado de cuantos tenemos: el tiempo. No obstante, veo con cierta desconfianza estos adelantos. En un futuro no muy lejano podremos hacer casi todo (ya estamos en ello) sin movernos de casa y sin levantar el culo de la silla: hacer el pedido al supermercado, descargar las películas o verlas on line, bajarnos libros para el e-book, echar cartas electrónicas, resolver el papeleo, ver las notas de clase de los hijos, escuchar música en directo y obtener los discos en mp3, conversar mediante chat con los amigos, verlos gracias a la webcam, trabajar desde el salón, dar conferencias y recitales… Quiere decir que, poco a poco, iremos abandonando la esfera pública, dejando de ir al cine, a la librería, a la biblioteca, a la oficina del paro, al supermercado, a la tienda de la esquina… Sólo nos quedarán las cañas y la tertulia que las acompaña, si es que no nos obligan a cambiar de hábitos. Me gusta que me hagan ahorrar tiempo, sí. No me gusta que nos condenen a una vida exclusivamente digital, donde el pueblo se comunica por pantalla y lo social es cosa del pasado. En otro telediario dijeron que han inventado una tele cuyos canales cambian gracias a nuestros gestos faciales. Ni siquiera quieren que movamos la mano del mando a distancia. A este paso, nos convertiremos en muebles. Muebles con ojos.

José Angel Barrueco

sábado, 12 de junio de 2010

martes, 8 de junio de 2010

nuevo ciclo de poesía

El próximo sábado 19 de junio comienza el ciclo DELIRIUMS TREMENS que Ya lo dijo Casimiro Parker organiza en los diablos azules (en el número 6 de la calle apodaca, en madrid)
En la primera cita contamos con dos peazo poetas:
BENJAMÍN PRADO e ISABEL GARCÍA MELLADO


lunes, 7 de junio de 2010

Escandar Algeet en Calle 20

Reseña de ALAS DE MAR Y PROSA, de escandar algeet
por elena medel en la revista del mes de junio en Calle 20.



domingo, 6 de junio de 2010

Sopor

Dormir en mi barrio es muy difícil. Sobre todo si ha empezado el calor, que es cuando la gente pasa horas extra en las calles. Que no se me malinterprete: me encanta la farra y me alegra que la gente se divierta, pero es raro dar con una noche en que algo o alguien no perturbe tus sueños. Hace un par de semanas, a las 5:15 de la madrugada, nos despertó una perforadora que los operarios llevaban a la obra anexa a nuestro edificio. Tenía ruedas de tanque, iba a paso de tortuga y estuvimos oyendo su estruendo metálico durante más de media hora. Al asomarme al balcón, con las ojeras colgando hasta la calle y medio somnoliento, no sabía si habitaba una pesadilla, si nos estaban invadiendo las tropas militares o si era una máquina venida del espacio exterior. Unos días después se llevaron la perforadora… a la 1:15 de la madrugada. El mismo estruendo, los mismos problemas para dormir y los mismos vecinos asomados a las ventanas, flipando. Luego resulta imposible volver a conciliar el sueño. También están esas noches en que la calle se llena de fiestas inesperadas: noches de domingo o de lunes en las que escucho el ruido de botellas que se rompen, de tipos que discuten, de individuos que se pelean, de borrachos que cantan, de gente que grita, de sirenas de coches de policía que pasan por delante del portal, de máquinas que limpian las aceras de Madrid… Algunos días me levanto con modorra y esas mismas noches me acuesto con modorra. Esto repercute en mi cuerpo. Pero tiene su beneficio: tras una o dos noches despertándome por ruidos, al tercer día estoy tan roto que nada puede perturbarme. Y duermo sin saber lo que se cuece afuera. Cuando llegué a Madrid, sufrí algunos episodios de insomnio. Lo que he sufrido después es una especie de insomnio a la fuerza.

José Angel Barrueco

sábado, 5 de junio de 2010

flm10 (segunda firma)

El próximo martes por la tarde (entre las 19 y las 21h.),
Escandar Algeet estará firmando libros de ALAS DE MAR Y PROSA
junto a él, Carlos Salem firmará los últimos ejemplares de SI DIOS ME PIDE UN BLOODY MARY.
Una celebración a la que no puedes faltar

todo esto en la caseta 225, librería Blanco.



An eye in the forehead, REMATE

jueves, 3 de junio de 2010

Revista Leer

http://www.revistaleer.com/213/editores.html

Hay una forma de editar que consiste en vivir en las afueras del sistema, en sus márgenes, donde la literatura no es comercio. Para Fernando Sáenz, de Libros del Aire, Mariano Vega, de Editores Policarbonados, y Marcus Versus e Isabel García Mellado, de Ya lo dijo Casimiro Parker, la distribución convencional supone antes que nada un obstáculo (…)










[ Muchas gracias a Fernando Palmero y a Entrelíneas ]





martes, 1 de junio de 2010

Pero sigue siendo el rey

Carlos Salem es finalista del premio Hammett (mejor novela negra publicada originalmente en castellano en 2009) en la Semana Negra de Gijón 2010.

Nuestra más sincera enhorabuena.


Los finalistas son:
• Guillermo Orsi (Argentina): Ciudad santa (Almuzara).
• Carlos Salem (Argentina): Pero sigo siendo el rey (Salto de página)
• Eduardo Monteverde (México): Carroña´s Hotel (Editorial B, México)
• Mario Mendoza (Colombia): Buda Blues (Planeta Colombia)
• Carlos Bardem (España): Alacrán enamorado (Plaza & Janés)
• Cristina Fallarás (España): Así murió el poeta Guadalupe (Alianza)