viernes, 5 de junio de 2009

por Lucas Rodríguez

a mi tia Paqui, in memoriam.
Seguramente no vaya a llorarte,
sólo lloro por cosas estúpidas
y lloro solo

como cuando David el Gnomo y su mujer
se convirtieron en árbol,
o cuando se separaron mis padres,
o aquella vez que vi Dirty Dancing bebido
y todas esas veces por amor y chorradas de ese estilo.

No te lloraré porque he derramado tanta sal
sobre la tierra en secreto
que ya no crecen más historias bonitas,
así pues, lo que haré
será reírme suave y respirar,
disfrutar del sol que queda de hoy,
recordar los últimos abrazos que nos dimos
y aquella vez que fuimos a ver
aquellos conciertos de música étnica,
y nos fumamos unos canutos, y para aquel adolescente
fuiste la tía más enrollada del planeta.

No te lloraré aunque quiera o deba
y me acordaré de la primera vez que escuché
a Kiko Veneno en tu coche rojo y sencillo
y me hizo gracia,
y recordaré las navidades que no recuerdo
por ser un niño en silencio constante,
la familia y los buenos tiempos, o los tiempos
que en verdad nos gusta recordarda igual
de ahí, rescataré la risa.

La risa que necesito
para no llorarte.

Enlace
[ visitando alguno de los blogs que veo cuando el tiempo me recompensa descubro este poema de mi amigo Lucas Rodríguez, el koala puesto. Y poco más puedo decir. + INFO http://www.elkoalapuesto.blogspot.com/ ]