martes, 17 de febrero de 2009

CHA CHOI, de javier das

Rábano,
sal,
chili en polvo
y especias.

Estos son los ingredientes
que indica la etiqueta
en español
pegada en la lata
de conservas.

En Madrid,
en Plaza de España,
en el parking,
hay una galería comercial
al más puro estilo
China Town.

Inmobiliaria,
agencia de viajes,
restaurante
y tienda de alimentación.

Hace bastantes años
comía cada fin de semana
con mis padres
y mi hermana
en un restaurante chino
cerca de nuestra casa
y mi padre
siempre pedía
que le trajesen un poco
de “Sa Chae”.
Al menos el camarero
pronunciaba algo parecido.

Ayer,
la lata me costó
0,65€,
340gr de rábano
en tiras
un poco picante.

Le dije a Marilyn
“Se la estoy comprando a mi padre,
sé que siempre la habría querido”

Y ahora no sé
qué hacer con ella.
Si abrirla y comérmela yo,
o realmente guardársela a él,
y la próxima vez que visite
la playa donde arrojamos sus cenizas
lanzarla al mar.

Y lanzar después,
o unida a la misma,
un abrelatas.



http://callados.blogspot.com/